Salir de la distopía

Manipulados

Está en la montaña rusa quien no aprende a distinguir entre la realidad y por donde le llevan sus emociones, porque, con toda seguridad, será, o está manipulado.
La diferencia entre uno y otro, estar o no manipulado, es quien conduce el vehículo.

Todos están convencidos de que tienen razón. Así es la distopía.

Una distopía​ o antiutopía es una sociedad ficticia indeseable en sí misma.​ Suele ser sinónimo de «mal lugar» y es un antónimo de utopía, un modelo para una sociedad ideal con niveles mínimos de crimen, violencia y pobreza. – Wikipedia

Puedes crear un mundo a conveniencia, o te lo crean, porque no eres capaz de distinguir entre lo que percibes y la realidad. No hay normas que rijan una u otra porque ya aprendiste a no creer nada que apeste a ciencia, a evidencia, a prueba.

Así sigue la muerte progresiva de la sociedad y el mundo, hasta que venga otra pandemia a descabezarlo todo. Mientras seguiremos con El mundo feliz de Aldoux Huxley, o cualquiera que nos cuente cómo es nuestra felicidad, mientras los sicarios retoman el desmantelamiento de la sanidad pública.

Tenemos IAs capaces de pintar lo que haga falta. Activan robots con mensajes manipuladores que crean opinión pública. Vivimos un mundo feliz al que le quedan 10 años antes de que reviente el equilibrio de la vida en el planeta, dice la Onu .

 

Manipulados, todo perfecto.

 

Auténtica Humanidad

Durante la pandemia de Covid19 hemos visto sin embargo que las emociones humanas han causado cambios objetivos: Miles de personas se han activado y creado decenas de redes solidarias de todo tipo. Ha sido increíble, muy emocionante,

Podemos leer la experiencia desde las dos perspectivas del dibujo, las dos caras de la manipulación, estamos bien dotados de habilidades deconstructivas, pero no ha sido así la realidad. Quienes se han activado ha sido por la emergencia, porque se moría la gente, porque no había medios, porque hemos dejado que destruyan la sanidad. Se han podido movilizar como seres humanos, con sus emociones, pero antes hemos tenido que cribar la información y encontrar la que se correspondía con la realidad y permitía intervenir en ella.

Es lo que tiene que seamos seres racionales. Si no hay información correcta no somos capaces de actuar. Por eso inventamos la ciencia.

Sabemos por el confinamiento que hay servicios esenciales para la vida. Los necesitaremos al regreso de la pandemia igual que los necesitábamos antes, sin saberlo, porque vivíamos manipulados.
La diferencia, entre el antes y después, debería ser que esas actividades no destruyan la vida, como lo hacían antes. Debemos considerar como organizar la reproducción de la vida y la supervivencia del planeta para no volver la distopía que nos está matando.,

Salir de Matrix

Morfeo despierta a Neo y le muestra como es el mundo gobernado por las máquinas. Neo, como casi todos los humanos, vivía en Matrix, un sueño artificialmente inducido en el que se reproducía un mundo inventado que nada tenía que ver con la realidad. Mientras se creían vivos, en la manipulación de Matrix, alimentaban a las máquinas con su energía vital.

El despertar puede convertirse en un sueño temporal, pasajero, con decenas de interpretaciones, si después vuelve la manipulación. Y está volviendo, que nadie tenga la menor duda.

Cada día el estado avanza en la publicidad totalitaria. Policías y militares nos cuentan los avances de la sociedad en guerra contra la pandemia. Vemos sus hospitales, perfectamente alineados, sus desfiles por las calles, sus hazañas… Mientras tenemos dudas sobre qué va a ocurrir, no hay certeza con los datos, a veces alguien con la calculadora nos muestra que no cuadran, pero no hay duda en que 2 millones de personas han tenido que volver al trabajo, a pesar de que la ciencia no lo aconsejaba.

La ciencia vive permanentemente o bien comprada o ninguneada. Los científicos que no disfrutan de tal estado trabajan en el Telepizza o el Call Center.

¿Como resolver nuestras dudas? Somos racionales, necesitamos información veraz para actuar. Los medios ya están en ello…

Hay una lucha vital, estratégica, por mantener el enfrentamiento en la sociedad. Constantemente hay campañas de falsedades dirigidas al contrario. En plena pandemia hay una batalla entre las huestes de quienes gobiernan y las hordas ultras; por ganar en odio hay toda clase de demostraciones de fuerza como concentrase en el congreso de los diputados sin haber sesiones parlamentarias. Todos los días hay asalto, no vamos a caer solo en el fútbol, Internet nos trae distracción 24/7. Sabemos lo malo que es el totalitarismo, y quienes no se crean la historia, pueden elegir, como en el gráfico, aquel aspecto de Matrix que mejor le acomode. Hay líderes para elegir de todos los colores. Los más inteligentes han apagado la pantalla manipuladora, pero tienen Netflix donde abunda la distopía y puedes elegir una serie, o un éxito de Marvel… pssst, ¡eh! ¡esos deben ser los abstencionistas! ;).

Morfeo elige a Neo porque cree que en sus manos está la salvación. Es una vieja tradición de la que se encargaron en el pasado Dios, Mahoma, Jesucristo, Buda, Gandhi, Superman o el Hombre Araña. Necesitamos símbolos que nos unan hasta para ir al despeñadero. Somos humanos, no podemos evitarlo.

Es posible, si, que la lista de servicios vitales sea una referencia para poder empezar y crear un programa para salvar la vida del planeta y la nuestra en todo el mundo. Seguro que necesitaremos a la ciencia, recuperar a quienes han sido ninguneados, como mi sobrino el doctor precarizado, a los ancianos y a las de la limpieza. Pero, si no dedicamos tiempo y medios para derrotar a la manipulación, no iremos a ningún sitio porque somos seres racionales, humanos, muy distintos unos de otros, con pasiones, sentimientos y seres amados. Somos manipulables.

¿Eres Neo o ‘V’?

V de Vendetta es una serie de diez comic books escritas por Alan Moore e ilustradas por David Lloyd. El argumento de la serie está situado en un futuro distópico de finales de la década de los 90. Fue llevada al cine en 2006. El misterioso revolucionario apodado “V” inspiró a Anonimous y difundió su máscara como seña de identidad en el siguiendo el modelo hacker, el que no nos homogeniza, el de La inteligencia colectiva en las sociedades basadas en el conocimiento (Pierre Levi) y no el modelo del superhéroe.

Lo curioso de este despertar, durante la pandemia, es que se ha producido, y aún persiste, en todo el mundo. Se mantiene ya tres meses, es descentralizado y alimenta el crecimiento de una Conciencia Global joven, reciente, aún inmadura que es un buen indicador de por donde vienen los tiros.

Esta noche tienes para elegir montaña rusa, una de las dos caras de la manipulación, puedes ver una película en Netflix, pero también podemos conspirar anónimanente, ser V, despertar a miles, millones de Neos, que queremos salir de la distopía para ir a Eutopia. Solo desde fuera les podremos enseñar, como hace Morfeo, como es el Matrix nuestro de cada día.

Entonces cada cual, con nuestra propia identidad, actuaremos, conduciremos nosotros mismos nuestras vidas, con nuestras emociones, nuestra humanidad individual, en redes cercanas, próximas, locales y remotas, virtuales, para preservar la vida. Tomaremos la ciencia como referencia y la limpiaremos de paja, bulos y desinformación, como si le pasáramos un antivirus de inteligencia colectiva, con organizaciones de bien común.

 

Decían los clásicos que el el bien común es lo que beneficia a todos.

¿Acaso no es la vida lo más importante que tenemos?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba